Atención Whatsapp de 9:00 am - 12:00 am y 2:00 pm- 5:00 pm

$1.140.000

12 cuotas de $95.000
Ver el detalle de las cuotas
Descripción

SISTEMA PURIFICADOR POR IONIZACION DE COBRE Y PLATA, PARA LA CONSERVACIÓN DEL AGUA TRATADA SIN USO DE QUÍMICOS 

La ionización cobre/plata es un procedimiento natural de esterilización y de floculación.

Colocados en una cámara de ionización, los electrodos liberan unas cantidades muy pequeñas de cobre y de plata en el agua.

El agua así tratada aporta a la piscina iones cobre (excelente algicida y muy bueno floculante) y iones plata (agente desinfectante y bactericida).

La ionización cobre/plata conviene a cualquier tipo de agua (perforación, pozo, manantial) y permite reducir de un 80 a un 90 % el uso de cloro.

Combinada con la inyección de cloro líquido y la regulación del pH, esta tecnología permite tratar automáticamente el agua de una piscina.

Esta Unidad tiene una capacidad de purificar:
150 a 300 metros cúbicos de agua almacenada o un caudal continuo de 8 galones por minuto.


El kit del electrodo se cambia aproximado entre 1 a 2 años.

Este sistema purificador por ionización de cobre y plata, requiere Energía Eléctrica para Alimentar la unidad de control y se conecta a la Corriente a 110Vac o 120VAC. Consume menos de la décima parte de un bombillo de 100w (vatios), y solo requiere estar encendido 8 horas al día.

El precio no incluye Instalación.

El principio de funcionamiento de un purificador por ionización de cobre y plata se basa en un proceso de ionización, que agrega al agua cantidades controladas de iones de cobre (Cu2+) y plata (Ag+) por medio de un electrodo inmerso en ella.
La cantidad de iones añadidos al agua es mínima pero, gracias a su sinergia, es suficiente para neutralizar la acción de las bacterias, virus, hongos y algas.


El proceso de ionización es totalmente electrónico: Controlado por un microprocesador, lo que garantiza una operación óptima y confiable.
El resultado es un agua segura: Sin riegos de infección y no irritante, con un mínimo de aditivos químicos; reduciendo sustancialmente el costo en mantenimiento y operación. Mejorando la sanidad en la conservación del agua en almacenamiento normal y líneas de embotellado de forma ecológica sin adición de químicos que afectan el sabor del agua tratada.

Ventajas de elegir un sistema purificador por ionización de cobre y plata en lugar de los tratamientos químicos tradicionales:

Por salud: Los iones de cobre y plata tienen mayor capacidad de inactivación de las células de los microorganismos patógenos, en comparación con el cloro el cual se debe aplicar en grandes cantidades (hipercloración) para igualar esta capacidad desinfectante. Además, como los iones son inocuos (dentro de los valores admisibles) para el organismo usted no sentirá su presencia, algo que no pasa con el cloro, ya que después de salir de su piscina se siente ardor en los ojos, el cabello y la piel reseca.

Cobre-plata se utiliza como alternativa al cloro para evitar la formación de subproductos de la desinfección.

Por sus ventajas: El Centro Panamericano de Ingeniería Sanitaria (CEPIS), en sus guías para calidad del agua potable, aconseja el uso de esta técnica por su simplicidad, efectividad, porque no ocasiona cambios organolépticos en el agua tratada, y además no genera subproductos de la desinfección.

Por seguridad: Los iones tienen la ventaja con respecto al cloro de que no se evaporan, por lo que siempre habrá un nivel mínimo de iones en el agua, lo que garantiza una continuada acción desinfectante.

Porque elegir un ionizador: Porque es un Sistema purificador por ionización de cobre y plata avalado por la Federación Colombiana de Natación para el uso en piscinas deportivas. 

Porque está diseñado con la más alta tecnología en control electrónico, permitiendo una operación eficiente y superando las prestaciones de cualquier otro equipo similar de purificación.

Por su bajo consumo de energía: Consume menos de la décima parte de un bombillo de 100w (vatios), y solo requiere estar encendido 8 horas al día.

Por su seguridad: El voltaje aplicado a los electrodos es muy bajo. El panel de control envía a los electrodos una señal modulada en alta frecuencia cuyo valor eficaz no supera los 10 voltios.

Por su fácil operación: El panel de control es totalmente digital. La configuración se realiza con un único botón, dejando que el sistema micro controlado se encargue de regular el nivel adecuado de generación de iones.

Por economía: Aunque se requiere una inversión inicial para la adquisición del equipo, esta inversión se recupera en los primeros seis meses de lo que se ahorra en gastos de químicos: cloro, estabilizantes de pH, floculantes y alguicidas.

Por su garantía: Los purificadores electrónicos de agua, son fabricados con altos estándares de control de calidad, lo que nos permite ofrecer una garantía de 1 año sobre el sistema de control electrónico.

Mecanismo de desinfección mediante ionización cobre- plata.
Los iones cargados positivamente (Cu2+) en el agua intentan buscar partículas con polaridad opuesta, como bacterias, virus y hongos.
Los iones de cobre cargados positivamente forman compuestos electrostáticos con células de microorganismos que están cargados positivamente.
Esto produce daño o interrupción en la permeabilidad de la pared celular y por lo tanto evita la toma de nutrientes.

Los iones de cobre penetran en la pared celular creando la entrada de iones de plata (Ag+).
Estos penetran en el núcleo de los microorganismos, uniéndose a varias partes de la célula como el ADN y el ARN, proteínas y encimas respiratorias impidiendo el funcionamiento normal de estos sistemas celulares.

Como resultado no hay más crecimiento celular o división celular, impidiendo la multiplicación y desarrollo de los microorganismos y provocando su muerte. Los iones se mantienen activos hasta que son absorbidos por un microorganismo. Cuando la ionización cobre- plata se combina con el cloro, es un mecanismo excelente de desinfección y desactivación de virus y bacterias.

Aplicaciones de los sistemas purificadores por ionización de cobre y plata:
Los ionizadores se aplican para el tratamiento de agua en piscinas, fuentes de agua ornamentales, torres de enfriamiento y para la conservación del agua tratada, entre otros.